En este blog os hablaré de las cosas que me apasionan: viajar, leer, los hoteles, restaurantes y los sitios bonitos. No hay nada mejor que poder 'disfrutar' de ello con mi pareja, familia y amigos.


miércoles, 7 de abril de 2021

UN PASEO DESDE EL FARO HIGUER AL CASTILLO DE SAN TELMO

He perdido la cuenta las veces que he estado en Hondarribia, uno de los pueblos más bonitos de Guipúzcoa del que ya he hablado en alguna ocasión. He tenido la suerte de vivir tan cerca durante tantos años que he podido saborear cada rincón, cada calle, cada paisaje y disfrutar muchos momentos para compartir.

Con la situación en la que nos encontramos todos seguimos buscando respirar aire puro y esta zona es perfecta para ello. Por eso hoy te propongo un planazo, un 'Paseo desde el Faro Higuer hasta el Castillo de San Telmo' que sin duda te permitirá pasar un día de desconexión en plena naturaleza. Un bonito entorno natural para hacer en una mañana sin prisas. ¿Te animas?


Comenzamos nuestra ruta en el faro situado en el cabo de Higuer, un lugar lleno de historia y un magnífico mirador al monte Jaizkibel.
El faro es muy sencillo, de estilo neoclásico y fue construido en el siglo XIX, concretamente en 1878 por Antobio Lafarga, aunque antiguamente existió otro faro en el mismo lugar que fue destruido en 1874 por las tropas carlistas.



El faro no está mal y es el punto de partida de muchas rutas, pero lo realmente bonito son los acantilados que se pueden ver más abajo y que esculpen recónditas calas para olvidarse del mundo como si el tiempo se hubiera detenido.
Por debajo del faro se encuentra la pequeña 'isla de Amuitz', de apenas 150 metros de longitud, un lugar de gran belleza y de aguas transparentes, que te regalará una estampa muy especial, un paisaje relajante a más no poder donde el atardecer, ese momento tan mágico que nos gusta a todos, aquí es muy especial.



A mano derecha, a través de un sendero de montaña que bordea la costa podrás ir caminando buscando Hondarribia. El camino no es de difícil acceso y puedes hacerlo perfectamente con niños (no con cochecito) pero hay que tener un poco de cuidado.



Contempla y disfruta del paisaje...


Una pared de arenisca y un pequeño puente de madera te conducirá hasta la Cala de los Frailes.



La Cala de los Frailes, un antiguo atraque romano, es hoy día un pequeño paraíso que no todo el mundo conoce. Una cala pequeña de roca entre acantilados y de aguas cristalinas perfectas para el buceo que en marea baja es realmente tentadora. Es un poco salvaje y el acceso tiene cierta dificultad, pero merece la pena.



A través de esta ruta a pie se accede a un espectacular 'Mirador' panorámico que ofrece las más impresionantes vistas del conjunto de la 'Bahía del Txingudi' y la Costa francesa, Si eres amante de la fotografía, prepara tu cámara, porque vas a alucinar.



La última parada es el 'Castillo de San Telmo', también conocido como el 'Castillo de los Piratas'. Su aspecto es algo fantasmagórico y fue construido en 1598 por Felipe II para defensa de los ataques de piratas y corsarios que asolaban estas costas.



Una vez aquí te encontrarás delante con el puerto y la playa de Hondarribia.


Si quieres completar el día y comer aquí, la oferta es muy variada. Si vas con niños te recomiendo en el puerto 'Rodeo Burger', las hamburguesas son riquísimas.


Si buscas una opción vegetariana con opciones veganas 'El Curry Verde' te encantará.



Anímate a pasar un día tranquilo respirando aire puro, un plan que te aseguro vas a sentir que te has ido muy lejos de casa. Una paseo muy agradable ahora que empieza el buen tiempo y seguimos huyendo de las aglomeraciones de gente.
¿Qué te ha parecido la propuesta? ¿Conocías este lugar? 



lunes, 22 de marzo de 2021

DESCANSA EN EL PARADOR DE HONDARRIBIA Y VIVE SU HISTORIA

¿Buscas una escapada rápida a un hotel con encanto y que además esté cerca de tu comunidad? Atención, si necesitas inspiración y vives en el País Vasco, toma nota de mi propuesta de hoy, un Parador para olvidar y soñar de nuevo.

Hoy nos vamos hasta Hondarribia, uno de los pueblos más bonitos del País Vasco para conocer su Parador, a pocos kilómetros de la ciudad de San Sebastián, un plan perfecto para un par de días.
El Parador que guarda todo su encanto, con vistas al estuario del Río Bidasoa, te ofrece el punto de partida perfecto para descubrir los rincones más especiales de la ciudad de Hondarribia y toda la Bahía del Txingudi. Hondarribia está llena de arquitectura y patrimonio para admirar con calma durante unos días como los que nos vienen la semana que viene.



El hotel, ubicado en un punto neurálgico del casco histórico de Hondarribia, es una auténtica fortaleza medieval que ocupa el Castillo de Carlos V, una construcción de piedra que data del siglo X, por donde pasaron los Reyes Católicos, el emperador Carlos, Felipe IV y Felipe V o incluso Velázquez.



En su interior podrás revivir la época del medievo a través de sus suntuosos muros de piedra. Con objetos como armaduras, cañones, lanzas impresionantes y elegantes salones con artesonados, una combinación perfecta de ornatos medievales junto a piezas de diseño y confort moderno.



Sus habitaciones son muy elegantes, cálidas y acogedoras, algunas con hermosas vistas sobre la costa francesa.



También dispone de salas para banquetes y otros lugares encantadores, ideales para relajarse como el patio interior, de indescriptible belleza, decorado con la desnudez de su piedra, una zona muy agradable y romántica para tomar un café o una copa y disfrutar de un momento de relax.



Por la mañana podrás comenzar el día con un buen desayuno sin prisas en su terraza con unas mágicas vistas al mar.



El Parador no dispone de restaurante, pero no tienes problema, si quieres saciar tu apetito te recomiendo acercarte al pintoresco barrio de la Marina con sus típicas casas de pescadores y sus balcones de madera pintados en llamativos colores y entrar en el Bar Gran Sol para probar sus pintxos que tantos premios gastronómicos han conseguido.


Anímate a descubrir el Parador de Carlos V, un hotel muy especial que te proporciona todo lo necesario para disfrutar de una escapada a la costa vasca en un pueblo espectacular con edificios señoriales y rincones llenos de encanto que te harán retroceder en el tiempo. Hospedarte aquí, dejar volar la imaginación y sentirte como un príncipe o princesa en un castillo, puede ser una experiencia inolvidable. Tranquilidad, elegancia, servicio ideal, habitaciones espectaculares, la combinación perfecta para volver.



lunes, 15 de marzo de 2021

DEEP CLEANSING, LO QUE NUESTRA PIEL ESTABA ESPERANDO.

Después de un invierno largo y duro con la mascarilla y tras intensas horas en casa que no ha ayudado mucho, es normal que tengas la piel seca y pida a gritos un cuidado extra y mucha hidratación que con una crema diaria no es suficiente. Pero que no cunda el pánico, porque hoy tengo una solución para este problema. Atención chic@s que la tecnología no deja nunca de sorprendernos y el mundo de la belleza sigue avanzando a pasos agigantados.

Los que me conocen ya saben que le doy mucha importancia a la limpieza de la piel para mantenerla sana y joven y en el caso del rostro, aún más. Por eso, intento mantener una rutina de higiene diaria, que complemento con una limpieza más profunda cada cierto tiempo. Por eso hace unos días he probado un nuevo tratamiento facial en el centro de Estética May de Zarautz. Si quieres saber cuál, ¡sigue leyendo que te lo cuento todo!.


'Deep cleansing', un tratamiento facial que consiste en una limpieza y renovación profunda de la piel. Ideal para recuperar la hidratación perdida y recuperar la suavidad de tu piel en cuestión de horas.



Primeramente el equipo te realiza unas fotos para analizar tu piel: hidratación, manchas, arrugas…Una vez de limpiar y exfoliar la piel mientras sientes un masaje muy relajante en la zona lumbar y cervicales, el siguiente paso es una hidromicrodermoabrasión, una limpieza profunda donde se eliminan todas las impurezas de la piel del rostro.
Destapa los poros, elimina las espinillas, los puntos negros y el acné, exfolia las células muertas de la piel, las impurezas y los residuos cosméticos de forma suave y sin dolor sobre tu piel.

A continuación, se utiliza una paleta ultrasonidos para eliminar los puntos negros y asperezas (peeling).


El siguiente paso es una Oxigenoterapia. No sé si sabes lo que es, pero si tu piel está apagada es lo que necesitas, un chute de hidratación para tu piel del rostro que la hará brillar, ¡sí sí, como te lo cuento! Es un tratamiento en el que se rocía tu cara con un chorro de oxígeno frío a presión. El oxígeno penetra por la piel y estimula la circulación sanguínea y la producción de colágeno.
¡Adiós a las arrugas, manchas y cicatrices y bienvenida una piel hidratada, tersa y firme!


Después a través de una Radiofrecuencia facial se estimula la producción de colágeno con un efecto tensor y flash alucinante. Una técnica perfecta para difuminar arrugas, disminuir la flacidez, dando al rostro luminosidad y elasticidad. ¿Suena bien verdad?


Ultrasonidos para reafirmación
Gracias a esta técnica se estimula la producción de colágeno, ácido hialurónico y elastina desde las capas inferiores de la piel, disminuyendo las arrugas, marcas de expresión y mejorando la microcirculación de la zona.


Para finalizar se pasa el cabezal de hielo para fijar el lifting que han realizado con la diatermia y los ultrasonidos produciéndose un intercambio de temperatura entre calor y frío que es una gozada.


¿Qué te parece? ¿Imposible resistirse verdad? Si estás buscando una piel limpia, hidratada y tersa este es tu tratamiento.
Una hora y media para dedicártela totalmente a ti. Tiene un precio de 90 euros. Además, los resultados se ven y se sienten desde la primera sesión dejando una piel limpia, saludable con un aspecto fresco y radiante al instante.

Así que no hay excusas, sólo tienes que llamar, reservar tu cita y durante 90 minutos disfrutarás de un momento muy relajante a la vez que tu piel lucirá más joven y brillante. No te arrepentirás porque en Estética May trabajan con los tratamientos más innovadores y eficaces con un trato increíble y una enorme profesionalidad.



jueves, 4 de marzo de 2021

BALUARTE, UN LOCAL QUE DEJA HUELLA

Lo reconozco, siento devoción por Donosti, una ciudad llena de vida, donde no me cuesta nada perderme entre sus calles y disfrutar de sus fachadas y de su arquitectura, así como de sus bares y restaurantes.
Me gusta descubrir locales con encanto que dejan huella, bien por una velada especial o por una experiencia gastronómica. La comodidad de un sofá, la calidad de un buen café, el trato cercano y los pequeños detalles pueden convertir un lugar que acabas de conocer en tu segundo hogar.

Por eso hoy nos vamos hasta 'Baluarte' en San Sebastián, un bar que respira encanto por todos los lados, con suficiente personalidad para hacer disfrutar los sentidos. Es elegante, amplio, moderno. La decoración es preciosa, inspirada en el Baluarte, las murallas y el fuerte del Monte Urgull. Es lo más, para tomar algo y estar un rato contemplando el gusto exquisito del diseñador. Hay lugares que tienen algo mágico, lugares diferentes y este es uno de ellos.



‘Baluarte’ con unas lámparas chulísimas que te harán levantar la vista, está lleno de detalles con diferentes materiales y acabados, como el letrero con el nombre del local donde el grupo Delta ha combinado la calidez de la madera de roble cortada con láser, con letras cortadas en PVC negro.



La luminosidad que entra por sus grandes ventanales te dará la paz que necesitas mientras disfrutas de un buen café y un trozo de tarta.



Baluarte es un lugar que destaca por la calidez de su espacio con una zona más reservada y tranquila con chesters junto a la chimenea, ideal para relajarse y otra zona de mesas altas para un plan más informal.



Es uno de esos sitios que tiene espacio para gente de todas las edades. Coqueto y acogedor donde en cualquier momento del día puedes tomar y picar algo, un cafecito o una copa.


Desde primera hora de la mañana, te sorprenderá la repostería casera (una perdición para los golosos) y unos croissants exquisitos para desayunar y que te endulzarán el café de la tarde.



Al mediodía para un reencuentro de amig@s es un lugar excelente para tomarte un aperitivo con un pintxo o una ración y degustar sus fabulosas croquetas de boletus, jamón o chipirón.


Para el almuerzo un plato del día de lunes a viernes o cualquier plato de su carta con opciones veganas. Todos los platos con gran sabor y una buena presentación cuidando los detalles. Si a todo esto le unes un trato cercano y afable por parte del personal y dueños, estoy segura de que acabarás haciendo lo que yo, volver siempre que puedas.


Son muchas las especialidades que podrás degustar aquí. En mi opinión he de destacar ‘las carrilleras de cerdo ibérico con manzana caramelizada y crema de patata trufada’ que te enamorarán y te harán volver.




Un elemento singular del restaurante es su terraza en la Plaza Zuloaga junto al Museo San Telmo, ideal tanto en verano como en invierno cuando le da el solecito.


En frente hay un parque para niños y cerca se encuentra el mirador Baluarte donde podrás contemplar la playa de la Zurriola y el paseo nuevo, un lugar espectacular especialmente cuando rompen las olas.
En fin, no creo necesario extenderme para deciros que este lugar me ha dejado huella. Anímate y pasa a conocerlo, con un estilo moderno, una buena decoración y un servicio excelente, es un lugar donde disfrutar un rato con los tuyos y como ellos dicen ‘a los pies del Baluarte todo sabe mejor.’