En este blog os hablaré de las cosas que me apasionan: viajar, leer, los hoteles, restaurantes y los sitios bonitos. No hay nada mejor que poder 'disfrutar' de ello con mi pareja, familia y amigos.


lunes, 21 de septiembre de 2020

SIDRERÍA MENDIZABAL, DONDE SE FUNDE TRADICIÓN Y VANGUARDIA

Comenzamos la semana con un sitio muy especial, Sidrería Mendizábal que aunque no estamos en época de sidrería, puedes acercarte en cualquier momento del año. Me ha encantado el nuevo concepto de Mendizábal, una sidrería, pero con un estilo muy de diseño, donde además de poder degustar un fabuloso menú de sidrería podrás disfrutar de su excelente carta y otros menús de temporada en su renovado restaurante

Se encuentra ubicado en Astigarraga. Su historia arranca en el año 1969 y tras un período de reformas, fue reinaugurado en julio del año pasado para ofrecernos una nueva experiencia gastronómica sin olvidar el origen y la historia del caserío.



Comenzando por el exterior, cuenta con una hermosa terraza muy agradable en la parte delantera del edificio. Un lugar tranquilo flotando en el ambiente una música relajante. 




Al entrar ya uno se da cuenta que la experiencia gastronómica que va a vivir en la mesa será muy interesante. En su interior podrás ver su renovada cocina y un restaurante con un estilo informal pero que no por ello deja de tener clase. En decoración, menos es más y aquí podemos apreciarlo, un lugar sencillo, diáfano, luminoso, moderno y elegante, con suelos y mobiliario de madera y pocos elementos para no recargar el espacio.




La piedra con la que se levantó el edificio original se deja ver en el interior, justo en el acceso a los baños.


La verdad es que todo ha sido renovado dando lugar a un nuevo espacio gastronómico incluida la zona de las kupelas (barricas) que no nos podemos olvidar que son el motor y las protagonistas de este lugar. Concretamente son 12 con un diseño industrial, además es posible comer junto a ellas y degustar el menú sidrería.




Con buen tiempo la terraza como para 40/50 comensales es ideal para disfrutar de su renovada cocina al aire libre con unas vistas espectaculares. 


También es posible reservar un comedor privado para 25 personas con terraza propia y servicio exclusivo.

Además del tradicional menú sidrería  y otros menús de temporada ofrecen una extensa carta con una exquisita selección de platos donde predomina el producto local y de la mejor calidad y otros menús de temporada.
Durante mi visita pude probar varios platos, los cuales fueron superándose unos tras otros y donde la explosión de sabores y texturas son una delicia para el paladar.
En nuestro caso comenzamos con un aperitivo en su terraza con unas ‘croquetas de paleta ibérica’, fue una buena elección porque estaban riquísimas



A continuación disfrutamos de unos entrantes, ‘Ensalada de tomate de caserío con queso de oveja y albahaca’ exquisita y ’Parrillada de verduras con emulsión de coliflor’ donde todos tus sentidos lo disfrutarán. 



De segundo probamos ‘Bonito a la brasa con vinagreta’ en su punto y ‘Lomo bajo de vaca vieja a la brasa’ inmejorable.



No puedo dejar de mencionar tampoco al ‘Solomillo de vaca con crema de setas’ que no podía estar mejor. 


Entre los postres la ‘Crema de queso con helado de fresa’ sorprende, un sabor indescriptible, realmente fue uno de los platos que más me impresionó y la ‘Torrija caramelizada con helado’ para chuparse los dedos. Todos los postres son caseros como las ‘Natillas de vainilla con helado de galleta maría y teja crujiente’ de un sabor excepcional. 




La experiencia fue tan gratificante que uno se queda con ganas de volver para seguir degustando el resto de los platos. Además el servicio cercano, esmerado y amable, hace que la experiencia gastronómica sea completa.

Anímate a visitar este lugar, contarás con una gran profesionalidad, un servicio excelente y una buena relación calidad-precio. Y por supuesto cuando llegue la temporada de sidrería, pásate porque será el momento de disfrutar de la nueva sidra y de ese menú clásico que tanto nos gusta. Además, disponen de un parking muy amplio, pero si prefieres olvidarte del coche ofrecen servicio de transporte propio. ¿No está genial?.


 



jueves, 17 de septiembre de 2020

PARADOR DE GUADALUPE, HOSPITAL DEL SIGLO XV

Septiembre es uno de los mejores meses para ir de vacaciones y hacer una pequeña escapada, para disfrutar de un clima agradable y no demasiado caluroso. Hoy os propongo unos días en El Parador de Guadalupe es el sitio perfecto para desconectar. Un elegante y discreto conjunto con sabor mudéjar resultado de la suma de un antiguo Hospital para peregrinos y un contiguo Colegio de Infantes.


Un refugio de descanso para todos los que queráis huir de las prisas y pasar unos días sin reloj.



Está situado en un lugar de parada obligada para todos los que desean conocer el pueblo de Guadalupe y su famoso Monasterio.


El edificio es precioso con un patio interior repleto de naranjos y limoneros que produce una sensación de paz y silencio.






Esta patio es ideal para tomar el aperitivo de bienvenida que ofrecen los paradores a todos aquellos que sois 'amigos de paradores'.
O también en el interior de la cafetería.



Las 'celosías' acompañan los numerosos ventanales que miran al patio y tamizan la luz en el laberinto de pasillos que acaban conduciendo a las habitaciones, jalonados por sobrios espejos, arcones de maderas que hacen un todo armonioso y recogido.



Tiene un restaurante con una terraza muy agradable para cenar al aire libre y disfrutar de la gastronomía de la zona. 



¡No os vayáis sin probar la morcilla!


La piscina y los jardines de alrededor me encantaron.





Las habitaciones son muy amplias y luminosas y las camas comodísimas, c
on una terraza fantástica con vistas al Monasterio.




Por la mañana podréis disfrutar de un riquísimo desayuno buffet con todo tipo de productos de calidad.




El hotel dispone de una pequeña zona de aparcamiento. El pueblo es muy pequeñito y andando llegareis a cualquiera de los puntos de interés turístico.


El Parador se encuentra en pleno centro del cautivador pueblo de 'Guadalupe', en la cacereña comarca de las Villuercas . Guadalupe , del que hace poco os he hablado, es uno de los pueblos más bellos de España, un conjunto de casas apiñadas en irregulares calles y callejas enclavado en un entorno natural como el Geoparque Villuercas-Ibores.
¿Os animáis a visitarlo?.